Zettelkasten

¿Sueles tomar notas? Si eres como yo habrás tomado muchas notas a lo largo de tu vida.

Libros que subrayas, notas al margen, notas de clase, notas que tomas en seminarios, ideas que se te ocurren…

Y luego, ¿Qué haces con ellas? ¿las asocias al contexto al que pertenecen (ej: post-its en los libros). ¿las olvidas? ¿las organizas en un sistema centralizado? y, si es así, ¿con qué criterio las organizas?

Yo he probado muchas cosas: El bullet journal, tener un cuaderno sólo para notas, aplicaciones como Evernote… al final siempre he encontrado problemas y he ido abandonando estos sistemas.

Casi siempre por un problema de organización. ¿Cómo organizo mis notas? ¿por orden alfabético? ¿por tema o categoría? ¿por áreas de interés?

Casi siempre lo que he hecho ha sido crear una serie de categorías que tienen que ver con mis intereses y ahí que iban las notas. Pero nunca he estado del todo satisfecho con este sistema.

¿Qué hago si hay algo que llama mi atención y no encaja con las categorías preestablecidas? ¿creo una nueva categoría ad-hoc sólo para una nota? ¿preparo una categoría ‘general’ o ‘miscelánea’ para todas las notas de este tipo, como si fuera un cajón de sastre?

Y por otra parte, el número de notas en algunas categorías puede empezar a crecer y crecer, y uno pierde la noción de qué es lo que ha escrito. La mayoría de notas acaban en el olvido.

¿será que esto de tomar notas no es para mí?

Pero yo tengo muchos intereses. Y trabajo en un sector en el que las cosas cambian muy rápido y tengo que aprender constantemente. Y según uno va creciendo profesionalmente tiene que adquirir nuevas habilidades. Y estas cosas que uno va aprendiendo, si no se practican con regularidad, se acaban olvidando (use it or lose it). ¿Que si me sé las distintas topologías que puede haber en una red de computadoras? ¡Claro! lo estudié hace 25 años y no lo he vuelto a necesitar, ¿cómo no lo voy a saber? (ejem…).

Así que, aunque haya fracasado en mantener un sistema organizado de toma de notas, sigo intentando desarrollarlo, porque creo que me puede ser de mucha utilidad. Pero cada nuevo intento vuelve a ser un nuevo fracaso.

Pero vamos a dejar de hablar de tí y de mí y vamos a hablar del señor Niklas Luhmann. No mucho. Solamente quería contarte que este alemán publicó 58 libros en 30 años, además de cientos de artículos. Hablando de muchos temas diferentes (política, religión, arte, economía…). varias de estas obras se han convertido en clásicos en su campo. Incluso después de muerto se han publicado en su nombre varios libros más basados en manuscritos que tenía casi terminados.

Éste nivel de productividad es impresionante. Pero más impresionante aún es que parecía hacerlo prácticamente sin esfuerzo.

¿Cómo es esto posible? Pues precisamente por su sistema de toma de notas. Su sistema, bautizado con el nombre de ‘Zettelkasten’ (archivador de notas en alemán) realizaba la mayor parte de trabajo por él. No voy a extenderme mucho sobre el sistema en sí, pero básicamente era algo así:

  • El sistema no estaba organizado por ninguna categoría previa. Todas las notas iban al mismo sitio.
  • Cada nota estaba identificada por un código único
  • Luhmann tomaba muchísimas notas, acerca de cualquier asunto que llamase su atención
  • Cada nota desarrollaba una única idea. Si esa nota le llevaba a otra idea diferente, lo que hacía Luhmann era crear una nueva nota
  • La clave del sistema: Cada vez que se añadía una nueva nota al Zettelkasten, se añadían enlaces hacia/desde otras notas del sistema, referenciando su código identificador. Estos enlaces eran referencias de unas notas a otras que así quedaban asociadas. (Bien por tratar el mismo tema, por ser unas notas ampliaciones de las ideas expresadas en otras, por referirse a conceptos relacionados aunque hablasen de temas diferentes… en definitiva, por cualquier criterio que se le ocurriese a la mente de Luhmann)

El caso es que esta manera de asociar notas se parece mucho a la forma en que nuestro cerebro relaciona ideas. Y con el tiempo, la organización “emergía” del sistema en base a las relaciones entre notas.

A la hora de escribir una pieza literaria, Luhmann acudía a su sistema, buscaba alguna nota que tuviese relación con el tema en cuestión y, basándose en sus relaciones con otras notas iba obteniendo cadenas de ideas que conformaban el esqueleto de su nueva obra. De esta forma Luhmann nunca se enfrentaba a la página en blanco, sino que su sistema siempre le proporcionaba la estructura de lo que iba a escribir. El trabajo se reducía a ampliar conceptos, mejorar la redacción, corregir y dar formato. Las obras prácticamente se escribían solas.

En su libro “How to Take Smart Notes“, Sönke Ahrens desarrolla este método y da ideas de como implementarlo hoy en día, con herramientas digitales. Algo mucho más cómodo que lo que hacía Luhmann, que guardaba todas sus notas en un fichero físico.

El libro de Sölke Ahrens

Hay muchas maneras de llevar a cabo la implementación del sistema, pero yo he descubierto una herramienta que me parece maravillosa: Obsidian, que facilita enormemente este proceso. He empezado a utilizarla y estoy realmente emocionado. Recomiendo echarle un vistazo.

Captura de pantalla de Obsidian

¿habré encontrado el sistema definitivo para mantener mis notas organizadas y sacarles provecho?

Comparte

1 thought on “Zettelkasten

  1. Muy interesante, Arturo, muchas gracias!!

    Yo llevo utilizando desde hace varios años el block de notas de IOS, pues tengo una visual rápida en todos mis dispositivos y utilizo el buscador para sacar las notas que lleven un determinado tema o palabra, pero este sistema te obliga a ser tú el “cerebro” encargado de saber lo que buscas y establecer las relaciones entre ideas… En realidad, como aún no me he planteado crear nada nuevo, por ahora me vale.

    Le echaré un vistazo de todos modos a tu herramienta, que lo mismo me abre un mundo nuevo que poder aprovechar!!

    Un abrazo,

    Dani M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *