Javascript

Javascript

El lenguaje Javascript goza de una salud excelente. El lenguaje de scripting que nació para dotar de dinamismo a las páginas Web hace ya tiempo que ha colonizado el backend, los dispositivos móviles e incluso el escritorio. Son varios millones de desarrolladores los que lo utilizan a diario y es ampliamente demandado en las empresas.

Javascript fue inicialmente creado por Netscape. En los inicios de la World Wide Web, Netscape era el navegador Web más utilizado. En esa época, las páginas Web solo podían mostrar contenido estático y los ingenieros de Netscape decidieron crear un lenguaje que las dotara de dinamismo. Un lenguaje de sintaxis similar a la de Java y que pudiese ejecutarse en el navegador e interactuar con la página Web. Así nació LiveScript, que pronto pasó a denominarse JavaScript.

En 1996, Netscape envió el lenguaje a Ecma International, lo que fue el punto de partida para la creación de una especificación estándar que pudiese ser implementada por todos los navegadores. De esta manera, JavaScript acabó convirtiéndose en el estándar de facto para scripting del lado cliente.

Desde entonces el uso de Javascript ha ido creciendo imparablemente y el estándar, conocido como ECMAScript se ha ido ampliando.

Javascript, como lenguaje, tiene varias peculiaridades: Tiene un tipado débil, soporta tanto orientación a objetos como programación funcional y no se compila, sino que es interpretado.

Desde hace ya unos años, Javascript ha roto la frontera del lado cliente. Con la aparición de Node.js y algunas otras implementaciones, es posible desarrollar aplicaciones del lado del servidor y su combinación con HTML5 y CSS ha permitido desarrollar aplicaciones cada vez más complejas que incluso pueden ser empaquetadas para su instalación en cliente, generando así aplicaciones móviles y de escritorio.

Hay que mencionar también a Typescript, que es una variante de Javascript que proporciona un tipado fuerte.

Hoy en día existen una gran cantidad de librerías hechas en Javascript, que permiten a los desarrolladores incluir fácilmente funcionalidad de lo más variada en sus programas. Además, el sistema de empaquetado npm permite gestionar de forma muy limpia y cómoda el uso de estas librerías y construir proyectos complejos con multitud de dependencias.

En definitiva, Javascript goza de una salud excelente. Probablemente sea el lenguaje de elección para todo aquel que quiera comenzar en el mundo de la programación con aspiraciones profesionales. La pregunta es… ¿seguirá siendo así en los próximos años? Todo parece indicar que sí. Al menos en un futuro cercano.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *