¿Quién me lo iba a decir?

Siempre he sido buen estudiante. Sacaba buenas notas con poco esfuerzo porque, en general, se me daba bien aprender, y me gustaba.

Había excepciones. En las artes plásticas siempre he sido un desastre. En las artes plásticas en general y en el dibujo en particular. Era realmente horrible.

Esa es una buena excusa para aprender. Estoy empezando, pero bueno, poco a poco.

Ya que estás aquí, es fácil compartir y a lo mejor a alguien le gusta...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Lo bueno, lo malo y lo regular

Actualización de estado y nuevos aprendizajes.

En cuanto a mi estado, digamos que no hemos avanzado mucho desde la última publicación, lo que no significa que no hallamos avanzado nada.

He estado haciendo rehabilitación, 10 sesiones, sin resultados positivos sobre el dolor. Casi que al revés.

He visitado al médico y me ha dicho que, de momento, siga haciendo rehabilitación y tome analgésicos para el control del dolor. Si no mejoro habrá que estudiar métodos más invasivos. Los analgésicos no me funcionan. En cuanto al ejercicio físico, me puso mala cara al proponerle hacer natación. Dice que no es muy bueno para el cuello, pero para mí ahora mismo es el ejercicio con el que menos dolor siento. Al final, parece que si tengo buena técnica y hago mucha espalda, tengo el visto bueno. También puedo hacer bicicleta estática. El yoga le parecía perfecto, pero lo he tenido que dejar porque ahí sí que sentía bastante dolor. En especial en las posturas más estáticas como los ejercicios de respiración. Y el tramadol no hace nada por paliarlo.

Hace un par de semanas viajé para conocer a mi precioso nuevo sobrino Gabriel. En ese viaje dí un paseo por el parque y acabé con un dolor intensísimo. Desde entonces la ansiedad ha subido y evito un montón de actividades, por miedo al dolor.

Me han hecho un electromiograma en el brazo izquierdo y parece que no hay afectación neurológica importante. Eso es bueno, pero hace más difícil localizar con precisión la raíz nerviosa afectada. El neurólogo también me sugiere rehabilitación.

He empezado una nueva rehabilitación, un poco a la desesperada. Descompresión vertebral junto con otras cosas como magnetoterapia. Son 20 sesiones y llevo 5. A veces tengo indicios de que estoy mejorando, pero no quiero echar las campanas al vuelo.

En cuanto a la ansiedad, ya comenté que sigue alta. Creía que la estaba controlando, y que estaba durmiendo mejor. Empecé a reducir un poco las pastillas para dormir, pero no… sigo muy nervioso. Sobre todo por las mañanas. El médico me ha dicho que es bueno dejar las benzodiacepinas, pero que mejor espere a encontrarme más estable. Me ha cambiado otro tipo de medicación que estoy tomando porque en su opinión la que tomaba no era muy efectiva. La tomaba porque me habían dicho que podía ayudar con el dolor, pero no.

Ya digo que no todo es malo. Parece (o quiero creer) que siento menos dolor y necesito acabar con la evitación de actividades. Estoy empezando a emplear las técnicas de las que habla Jane McGonigal en su libro SuperBetter (Aplicar técnicas de gamificación a las dificultades de la vida). Parece que a mucha gente le ha ido bien con este tipo de cosas y al menos creo que me servirá para no convertirme en una seta pasiva, sino continuar activo a pesar de todo.

Hay una pega más, y es que el rehabilitador de ahora me ha prohibido de momento hacer ejercicio, mientras esté con el tema de la descompresión y el ejercicio me ayudaba algo con la ansiedad.

Bueno, el caso es que seguimos en la lucha, esta vez con la ayuda de Jane McGonigal.

Un abrazote.

Ya que estás aquí, es fácil compartir y a lo mejor a alguien le gusta...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Os debo una explicación…

…Y esa explicación que os debo os la voy a pagar.

Hace tiempo que no escribo en el blog. Eso es porque he paralizado un poco mis procesos de aprendizaje y porque no me he sentido con fuerzas y estas son las razones:

Tengo unos problemas físicos. No es que sean graves, pero me causan dolor. Estoy intentando solucionarlo, pero de momento no hay mucho resultado. Llevo tiempo con ello y me he desesperado un poco. Bueno, un mucho. Ahora también tengo ansiedad y algo de depresión y me estoy tratando por ello también.

Hace unas semanas noté que el tema de la ansiedad iba controlándose bastante bien. Aprendí que una de las cosas fundamentales en este caso es mantener un nivel alto de actividades. El cuerpo (o la mente) te pide olvidarte de todo y retirarte a un rincón de tu cabeza a compadecerte de tí mismo, pero esto es peligroso porque seguramente agudice el problema.

Así que, manteniéndome activo y siguiendo otras pautas, empecé a mejorar de la ansiedad. Bien.

Pero entonces noté que se me empezaba a cargar mucho la parte izquierda de la espalda alta y el cuello de ese lado. No sólo eso, sino que el dolor se me irradia al brazo, he perdido fuerza en el mismo y no puedo usar la moto porque en cuanto aprieto el freno rabio. Me han realizado ya dos sesiones de fisioterapia sin mucho resultado. El dolor es muy fuerte por momentos y sólo se mitiga estando tumbado o recostado en el sofá. Algo no muy compatible con mantener un nivel alto de actividad. Por los síntomas me estoy temiendo que pueda ser una hernia cervical y que la cosa se cronifique. Estoy asustado y la ansiedad se me ha vuelto a disparar.

Tengo herramientas para controlarla, pero convivir con este dolor es difícil. A partir de Enero visitaré al médico, me trataré, etc. Veremos como evoluciona. Soy moderadamente optimista, pero estoy pasando unas navidades duras.

Necesitaba hablar de esto. Como veis, no sólo no he dejado de aprender, sino que me estoy enfrentando a una de las mayores lecciones de la vida. Saldré reforzado, pero el camino es duro.

Un saludo y felices fiestas.

Ya que estás aquí, es fácil compartir y a lo mejor a alguien le gusta...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Nuevo reporte

Report

Tras el parón veraniego, cuesta un poco volver a coger inercia. Tanto para mantener la frecuencia de publicación del blog como para seguir con mis proyectos. Pero ahí estamos.

Typing speed

En cuanto a la mecanografía, según typingclub, ya soy avanzado. Aunque más lentamente, mi velocidad sigue incrementándose. Desde luego, hace sólo unos meses yo mismo no me hubiese creído capaz de estar donde estoy ahora. Puedo decir que he cumplido mi objetivo, pero voy a seguir un poco más. al menos hasta completar el programa inicial propuesto por la Web.

 

Paré la práctica de guitarra. No por nada especial, simplemente porque el tiempo es escaso y hay que elegir con cuidado donde gastarlo. Pero, puesto que me falta muy poco para alcanzar el nivel básico, le voy a dar un empujón para dejarlo cerrado. Realmente creo que ya estoy en ese nivel, pero como he de dominar 10 canciones con técnica variada, en la selección de esas canciones he incluido gustos personales que hacen que la dificultad se vea incrementada (es decir, para algunas cosas he de esforzarme por encima de mi nivel). Pongo aquí mi lista objetivo:

  • Soldadito marinero (Fito y Fitipaldis)
  • La chica de ayer (Nacha Pop)
  • Imagine (John Lennon)
  • I can’t help falling in love (Elvis Presley)
  • Cadillac solitario (Loquillo y Trogloditas)
  • Basket Case (The Green Day)
  • Highway to hell (AC/DC)
  • That’ll be the day (Billie Holly)
  • BSO Game of Thrones, Main theme (Ramin Djawadi)
  • Crazy little thing called love (Queen)

Éstas de forma más o menos trabajada. Eso no quita que con acordes básicos sea capaz de acompañar un montón de temas, claro. Bueno, en ello estoy.

Sigo practicando ajedrez y tratando de utilizar mi cuerpo de formas nuevas. Trataré de reportar progresos significativos cuando vayan saliendo resultados. Ya digo que últimamente he estado un poco vago.

También hay un par de cosas nuevas que espero poder anunciar pronto…

Además de eso están mis hijos. El mayor empieza tercero de primaria. Tengo entendido que es un curso en el que el nivel de exigencia se eleva. trataremos de ayudarle. Por otro lado, mi niña pequeña comienza el segundo ciclo de educación infantil. Supongo que empezará a aprender las letras, los números… pero sobre todo espero que juegue mucho.

Y eso es todo por ahora…

Ya que estás aquí, es fácil compartir y a lo mejor a alguien le gusta...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Ilusiones de competencia

Ilusiones de competencia

Una forma ineficiente de estudiar y las ilusiones de competencia

Uno de los enfoques más populares cuando se trata de aprender cosas nuevas es simplemente volver a leer el material. Pero no sólo es que esta técnica no sea muy productiva. Además puede llevarnos a uno de los principales obstáculos que encontramos en el aprendizaje.

El psicólogo Jeffrey Karpicke y sus colegas han demostrado que muchos estudiantes experimentan ilusiones de competencia. Esto ocurre cuando uno piensa que por tener el libro abierto delante, uno tiene la ilusión de que el conocimiento también está en el cerebro,  pero no es así.

Entonces, como estudiantes, ¿qué podemos hace,r en lugar de leer y releer el material, para usar nuestro tiempo de manera más eficaz?

Sigue leyendo Ilusiones de competencia

Ya que estás aquí, es fácil compartir y a lo mejor a alguien le gusta...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Poco a poco, mejorando la mecanografía

Antes del verano no tenía ni idea de mecanografía. Poco a poco, siguiendo las directrices de un aprendizaje efectivo y el método de typing club voy mejorando. No es que tenga unos registros estratosféricos, pero algo he aprendido. Estoy en unas 50 ppm de media incluyendo números, signos de puntuación y vueltas atrás para corregir errores,

Ya que estás aquí, es fácil compartir y a lo mejor a alguien le gusta...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Gravensteen. El castillo de los Condes de Gante

Gravensteen

Siguiendo mis propias recomendaciones sobre la necesidad de recargar de vez en cuando, he visitado recientemente Bélgica. Aunque he estado en varios lugares, mi base ha sido la fantástica ciudad de Gante. Gante tiene muchas maravillas y en esta entrada quiero escribir acerca de una de ellas:

El castillo de los Condes (Gravensteen)

Se trata de un magnífico castillo en el centro histórico de Gante. Una de las principales características que lo hacen tan especial es que está construido sobre el río.

Fue construido en el siglo XII y sirvió como residencia de los Condes de Flandes hasta el XIV. Después ha sido Palacio de justicia y prisión.

Más tarde, el castillo decayó e incluso se llegó a programar su demolición, pero fue comprado por la ciudad de Gante, en 1885.

Dentro del castillo

Ahora, el castillo está abierto al público. Cualquier persona puede visitarlo y caminar entre sus muros de piedra y sus almenas.

Además, alberga una impresionante colección de armas medievales y armaduras y otra de instrumentos de tortura.

Es una visita recomendada si viajas a Gante.

Ya que estás aquí, es fácil compartir y a lo mejor a alguien le gusta...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

El síndrome del impostor

Síndrome del impostor

¿Alguna vez lo has hecho bien en un exámen pero entonces pensaste que era sólo una casualidad? ¿Que, seguramente, en la próxima prueba todo el mundo se iba a dar cuenta de lo incompetente que eres realmente? No estás solo. De hecho, esa sensación es tan común que incluso tiene un nombre: el “síndrome del impostor” o “fenómeno del impostor”

Conociendo a tu saboteador interno

Todos tenemos una “voz interior” que está constantemente juzgando cada acto que realizamos. Este es nuestro crítico interno y si tendemos a darle demasiada credibilidad, puede llevar a sentimientos de vergüenza, deficiencia, baja autoestima o incluso la depresión. El síndrome del impostor es uno de los múltiples rostros de este crítico interno.

Sigue leyendo El síndrome del impostor

Ya que estás aquí, es fácil compartir y a lo mejor a alguien le gusta...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Recarga

Recarga

La necesidad de tomar un descanso

Incluso una mente inquieta como la mía necesita algún tipo de desconexión de vez en cuando. El cerebro funciona mejor si se combinan períodos de concentración e intensidad total con pausas de descanso absoluto. La magia ocurre en los extremos. En este contexto, el descanso no significa no hacer nada. A menudo basta con cambiar la naturaleza de la actividad realizada.

¿Con qué frecuencia?

¿Con qué frecuencia necesitas descansar? Tan a menudo como quieras o necesites. No hay una proporción mágica entre trabajo y descanso. Descansa cuando sientas que quieres descansar.  Una Nota: Si realmente quieres lograr grandes cosas (y no hay ninguna obligación de hacerlo) necesitas una buena cantidad de Trabajo intenso en el proceso. Pero si deseas asegurar la calidad de ese trabajo, el descanso es una necesidad.

Sigue leyendo Recarga

Ya que estás aquí, es fácil compartir y a lo mejor a alguien le gusta...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email