El artesano de Software

Como ya he reflejado por aquí, este ha sido un año movidito.

Poco a poco vamos recuperando la normalidad. Pero somos animales de costumbres y nos cuesta recuperar antiguos hábitos tras haberlos abandonado por una buena temporada.

El primero en el que he tenido que esforzarme ha sido el de recuperar la capacidad de concentración y de foco en mi dedicación profesional principal como Ingeniero de Software. Conseguido.

Otra tema al que tengo que prestar atención es el del ejercicio y la alimentación. Durante estos últimos meses complicados he intentado mantenerme activo, a pesar de todas las dificultades. Más o menos lo he conseguido a un nivel ligero, aunque he perdido bastante de mi antigua forma física. A eso ha ayudado un descuido excesivo de la calidad de la alimentación. He abusado de la comida procesada. Aunque no soy un obseso, me gusta cuidar la nutrición y últimamente me he dejado un poco. Eso me ha hecho engordar apreciablemente y toca ponerle remedio. Nada especial. Simplemente espero que al retomar mis hábitos anteriores, poco a poco mi forma física vaya regresando.

Y por supuesto, otras buenas costumbres a recuperar son mi dedicación al aprendizaje y la actualización de este blog. Estoy peleando con ello, pero por ahora reconozco que estoy siendo un tanto inconstante. Creo que voy por el buen camino y si todo va bien, pronto escribiré sobre los trucos que estoy utilizando para procrastinar menos y ser más productivo.

Hay más razones por las que tengo el blog desatendido, y es que hay algo que creo que estaba enfocando mal y me estaba paralizando un poco.

Por razones profesionales quiero escribir sobre desarrollo de Sofware y, en un principio, tenía pensado utilizar para ello este mismo blog, categorizando adecuadamente los artículos relativos a este tema.

Pero ahora me doy cuenta de que esto es un error. Este es un blog sobre aprendizaje y así debe seguir siendo. Si hay algo relativo a mi trabajo que encaje aquí (lo hay y mucho. En mi sector es imperativo no dejar de aprender nunca) no tendré problema en escribir sobre ello, pero no tiene sentido usar este medio para escribir sobre metodologías de desarrollo, lenguajes de programación, gestión de proyectos… Sencillamente, este no es el sitio.

¿Cuál es la solución? Bueno, parece obvia: Tener un segundo blog. Me he estado resistiendo a la idea porque me daba pereza mantener más de un blog, pero es el paso lógico. Es una necesidad.

Así nace ‘El artesano de Software‘ (a día de hoy aún sin contenido). Un blog específico sobre desarrollo de Software. De esta manera, esta bitácora podrá seguir centrada en el tema del aprendizaje.

Los artículos sobre el tema previamente publicados aquí no desaparecerán, pero sí se replicarán en el nuevo sitio. Los artículos nuevos relacionados con este campo irán allí directamente.

Así que, ya sabes. Tenemos ‘El artesano de Software‘ para hablar sobre el desarrollo de Software, y este sitio en el que seguiremos hablando sobre cómo aprender mejor.

Ya que estás aquí, es fácil compartir y a lo mejor a alguien le gusta...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *