El artesano de Software

Como ya he reflejado por aquí, este ha sido un año movidito.

Poco a poco vamos recuperando la normalidad. Pero somos animales de costumbres y nos cuesta recuperar antiguos hábitos tras haberlos abandonado por una buena temporada.

El primero en el que he tenido que esforzarme ha sido el de recuperar la capacidad de concentración y de foco en mi dedicación profesional principal como Ingeniero de Software. Conseguido.

Otra tema al que tengo que prestar atención es el del ejercicio y la alimentación. Durante estos últimos meses complicados he intentado mantenerme activo, a pesar de todas las dificultades. Más o menos lo he conseguido a un nivel ligero, aunque he perdido bastante de mi antigua forma física. A eso ha ayudado un descuido excesivo de la calidad de la alimentación. He abusado de la comida procesada. Aunque no soy un obseso, me gusta cuidar la nutrición y últimamente me he dejado un poco. Eso me ha hecho engordar apreciablemente y toca ponerle remedio. Nada especial. Simplemente espero que al retomar mis hábitos anteriores, poco a poco mi forma física vaya regresando.

Y por supuesto, otras buenas costumbres a recuperar son mi dedicación al aprendizaje y la actualización de este blog. Estoy peleando con ello, pero por ahora reconozco que estoy siendo un tanto inconstante. Creo que voy por el buen camino y si todo va bien, pronto escribiré sobre los trucos que estoy utilizando para procrastinar menos y ser más productivo.

Sigue leyendo El artesano de Software