La invasión de Ucrania

El papel de las TI en la invasión de Ucrania

No se puede escapar de la actualidad, y menos estando tan movida como está. Ni siquiera desde un blog de Tecnología como este.

El siglo XXI es un siglo digital en todos los ámbitos de la vida. Y por supuesto la guerra no es una excepción.

Y la guerra en Ucrania también es Informática. Desde semanas antes de comenzar la invasión ya se empezó a detectar una ola de ataques informáticos rusos a cuentas bancarias del alto mando ucraniano y a servidores gubernamentales.

Algunas horas antes de la invasión hubo una ola masiva de ataques de todo tipo que causaron caídas en varios sitios web oficiales así como problemas en el funcionamiento de los servicios de los principales bancos del país.

Es sabido que Rusia dedica bastantes recursos a la formación de hackers que realicen ciberataques. Pero Ucrania tampoco es precisamente un don nadie en la industria tecnológica.

Ucrania es una potencia en outsourcing de trabajadores TI, además de ser sede de empresas importantes del sector. El papel de Ucrania tiene bastante importancia para la industria.

Una anécdota: el comienzo de la invasión se detectó a través de Google Maps.

Algunas de las fronteras de la zona en Google Maps

Un tal Jeffrey Lewis estaba observando la zona fronteriza con Google Maps tras recibir unas fotografías en las que se veían vehículos militares en formación de columna, listos para salir.

Un día antes de la invasión, Jeffrey observó que había bloqueos en las calles y muchos problemas de tráfico cerca de las fronteras. Rápidamente llegó a la conclusión de que Rusia comenzaba la invasión, como efectivamente estaba sucediendo. Visto ésto, Google desactivó la geolocalización en Ucrania para evitar que los rusos rastrearan sus movimientos.

En cuanto a las sanciones, como es sabido, se ha expulsado a algunos bancos rusos del sistema SWIFT, un sistema de comunicaciones que utilizan la mayor parte de entidades bancarias a nivel mundial a través del cual comparten información de activos financieros. También se les ha limitado el acceso a Google Pay y Apple Pay.

Esquema del sistema SWIFT

Para paliar estas sanciones, Rusia llevaba un tiempo preparándose para no depender de este sistema y había logrado entrar en un sistema chino muy similar a SWIFT.

Además, Rusia tiene la opción de hacer sus transacciones usando criptomonedas, lo que también reduciría su dependencia del sistema.

Hablando de criptomonedas, Ucrania ha estando anunciando que aceptarán donaciones en Bitcoin y Ethereum. Ya son varios millones de dólares los que Ucrania ha recibido por esta vía. También ha puesto en venta NFTs.

Además, Zelenski ha anunciado que planea aceptar el Bitcoin como moneda de curso legal tal como ha hecho Bukele en en salvador.

Bukele y el Bitcoin

Son también conocidos los cortes de servicio de las principales redes sociales estadounidenses (Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp) en Rusia desde el comienzo de la invasión.

Hablando de redes sociales, hay que hablar de las fake news.

Las noticias falsas en la red llevan tiempo usándose de forma masiva como método de propaganda por gobiernos, empresas, partidos políticos, medios de comunicación… y por supuesto, en la guerra la desinformación es un arma más. Y las redes sociales un amplificador. Siempre debemos tener cuidado con la información que nos llega. Especialmente a través de ciertos medios. Pero en un escenario de guerra mucho más.

Es curioso porque Moscú está presionando a éstas compañías para que no censuren a los medios de propaganda rusos mientras que ellos mismos cortan el servicio a sus ciudadanos para ocultarles la información.

Incluso Elon Musk ha acudido al rescate. Los ataques rusos han provocado que en Ucrania el acceso a Internet tenga cortes, pero el bueno de Elon a través de su sistema de satélites Starlink ha dado servicio completo a los ucranianos, con lo que Rusia ya no podrá cortar su acceso.

Satelites Starlink en el cielo nocturno

El ministro de transformación digital ucraniano, Mykhailo Fedorov, a través de su canal de Telegram ha convocado a voluntarios de entre los profesionales TI para la lucha digital. Ha conseguido respuesta de decenas de miles de voluntarios que están realizando ataques a sitios rusos.

Muy importante también es el papel de Anonymous. Desde el principio de la invasión, esta organización descentralizada y bastante anárquica de hacktivistas ha conseguido algunos logros:

  • Ha hecho caer el servicio de varias web rusas y ha conseguido modificar los contenidos de algunas
  • Ha conseguido filtrar imágenes de la invasión que Rusia ocultaba a sus ciudadanos
  • Ha conseguido el acceso (y filtrado) el nombre de 120000 soldados rusos
  • Ha hackeado impresoras rusas para difundir mensajes antipropaganda
Anonymous

Y continúa con su lucha.

Por último, es innegable que el sector TI se está viendo afectado por la guerra.

La incertidumbre en los mercados y el estancamiento de la economía mundial está haciendo que las empresas reduzcan sus inversiones en tecnología.

Además, si el conflicto se alarga, es posible que en el mercado de fabricación de componentes electrónicos empiecen a escasear gases necesarios para su fabricación, muchos provenientes de Rusia y Ucrania.

Lo dicho, no sólo es que la tecnología se vea afectada por la guerra, es que la guerra también es tecnológica.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *